Iridología, una breve introducción

“Todo pensamiento, todo sentimiento o emoción, toda agresión, todo acto, altera en cierta medida el equilibrio del ser humano, el cual debe volver a restablecerse. En algunos casos, la consecuencia es inmediata, en otros se retarda, pero a su tiempo y en su lugar deberá producir exactamente sus repercusiones”.

La Iridología es una ciencia que a través de la observación y valoración de simbolismos que se reflejan por medio de los impulsos nerviosos y vibratorios desde todos nuestros tejidos, órganos y funciones, se hacen visibles en las fibras del iris.

La Iridología, dentro de la naturopatía, se remonta a fuentes de más de 1.000 años A.C. Pasando por grabados de la Edad Media, llegamos al considerado padre de la Iridología contemporánea, un joven médico húngaro, llamado Ignatz Von Peczely, que gracias a sus dotes de observación, vio en los ojos de un búho, que se acababa de quebrar una pata, como aparecía una mancha. Después de años de contacto con enfermos y conocer de cerca los iris, en 1.880, trazó la primera carta o mapa topográfico que se conoce y sus correspondencias con los órganos y funciones, en aquella época conocidos. Si bien, posteriormente han sido complementados y adecuados, hasta llegar a consensuar la distribución del iris, que se utiliza actualmente, en seis anillos circulares alrededor de la pupila, en los que se plasman distribuidos todos los tejidos, órganos y funciones del ser humano.

Actualmente uno de los grandes referentes en la materia es Bernard Jensen, el cual tiene una amplia bibliografía.

iris-buho

LOS SIGNOS IRIDIANOS PRECEDEN A LAS ENFERMEDADES:

Si seguimos la evolución del iris, observamos que al nacer, los iris son grises, azul oscuro u otras veces con tonos avellanas. La época en que termina la pigmentación, varía según las personas y es en ese momento cuando aparecen los signos iridianos. Suelen ser copos blancos, que posteriormente evolucionan hacia la pigmentación definitiva.

Se sabe que tenemos predisposiciones hereditarias. Es la teoría homeopatía sobre el “terreno”, que se muestra en los iris como la programación genética de las partes débiles del cuerpo humano.

Se puede decir pues, que los signos iridianos aparecen como el reflejo de un estado orgánico. Las manchas, los arcos circulares, las fibras abiertas, entre otros, revelan disposiciones mórbidas hereditarias.

Aunque no debemos olvidar que: PREDISPOSICIONES, NO SON ENFERMEDADES. No se trata de que, porque un órgano esté afectado por un signo iridiano, tenga que estar necesariamente enfermo. Si se respeta, si se tiene en cuenta su estado y lo que hay que hacer para mejorarlo, nunca podrá dar verdaderos problemas.

iridologia-iris

LOS SIGNOS ORGÁNICOS, CLASIFICACIÓN Y VALORACIÓN:

Aparte de las hiperpigmentaciones y las manchas, se pueden clasificar, como más importantes, tres clases de signos:

  1. Los signos en relieve. Que indican siempre una inflamación, es decir: un exceso, una acumulación, un desbordamiento, un hinchamiento.
  2. Los signos en hundimiento, como son las llamadas lagunas y los arcos. Que indican una carencia, una pérdida, una falta, un defecto, una insuficiencia o una deficiencia.
  3. Los signos de debilitamiento, como son las separaciones de fibras o la falta localizada de pigmentación. Es fácil entender que lo que está debilitado indica: fragilidad, delicadez, atonía o ralentización.

iridologia-iris-b&n

CONCLUSIONES DESTACABLES:

  1. Que los signos iridianos indican puntos de debilidad orgánica. Según la edad del sujeto y sus condiciones de vida, estos signos pueden revelar enfermedades pasadas o bien enfermedades presentes. Nunca indican, ineludiblemente, enfermedades por venir. Todo dependerá de cómo sean respetadas las debilidades orgánicas funcionales.
  2. Que las bases donde se asientan los mapas del iris son lógicas y corresponden a hechos demostrados.

¿Qué pasa si un órgano está afectado y no se aprecia ninguna marca en el iris? Pues bien, se considera que puede ser curado normalmente. En este caso, el deterioro incumbe a la persona, que ha cometido excesos o imprudencias. Aquí se impone el cambio hacia un estilo de vida más saludable, como base de cualquier tratamiento, para que resulte eficaz.

En el transcurso de un examen del iris, se hace necesario indicar a la persona cuales son sus puntos débiles y su constitución, posible causa de enfermedades o recaídas si ya han tenido lugar. Ayudando, si así se requiere, a tomar decisiones de cómo afrontar, de forma individualizada y personalizada, un cambio de actitud que conduzca hacia una conservación o mejora de su salud.

iridologia-iris

Nos encontramos delante de un medio de práctica naturista, que cumple una de las premisas establecidas por el padre de la medicina, Hipócrates: “lo primero es no dañar”. Práctica profesional, que siguiendo esta norma, de forma sencilla pero eficaz, ofrece un campo ilimitado para el conocimiento global del ser humano. Conocimiento fundamental necesario para interpretar los procesos individuales en las carencias o deficiencias de salud, al mismo tiempo que, para matizar el funcionamiento óptimo del organismo humano.

LA IRIDOLOGÍA SE PODRÍA ENCUADRAR, DENTRO DEL IDEAL DE CURAR, ANTES DE QUE LA ENFERMEDAD SE MANIFIESTE. LO QUE ESTO SUPONE, POR LO TANTO, ES EVITAR QUE APAREZCA LA ENFERMEDAD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad